FILA KENYA RACER 3, reseña en español