Cápsulas de sal: lo que debes saber